domingo, 11 de marzo de 2012

El agua: formas y recurso


No debemos confundir los estados del agua (sólido, líquido y gaseoso) con las formas en las que podemos encontrarla en la naturaleza. Nosotros vamos a entender “formas” como los mares y océanos, los lagos y ríos, glaciares y aguas subterráneas. Vamos a ver las características de cada forma.

  • Mares y océanos: son grandes masas de agua salada. Pero… ¿por qué es salada? Muy sencillo, porque esas grandes masas de agua tienen disueltas muchos tipos de sales, entre las que encontramos cloro, sodio, magnesio, calcio, potasio, etc. Cada tipo de sal está presente en diferente cantidad. Pero… ¿de dónde han salido esta sales, y por qué están en los mares y no en los ríos? La respuesta está en el ciclo del agua.Cuando el agua de los mares y océanos se evapora, ésta forma las nubes que precipita en forma de lluvia. Ahora el agua cae por las montañas y forma los ríos, que desembocan en el mar. Pero por el camino del río, el agua ha ido arrastrado minerales y sales, que han acompañado al agua hasta el mar. Por eso el mar tiene sales. Ahora, cuando se vuelve a evaporar parte del agua del mar y del océano, solo se evapora el agua, y las sales se quedan acumuladas en el mar y el océano, quedando salada su agua. Ahora esa agua que se ha evaporado, vuelve a caer y regresar por los ríos al mar y océano, arrastrando nuevas sales por el camino, y así sucesivamente.

  • Los ríos: los ríos son corrientes de aguas naturales y continuas que se desplazan por la superficie terrestre desde puntos elevados hasta los bajos. La forma de los ríos dependen del relieve por el que circulan, pero a la vez, la fuerza del agua es capaz de ir poco a poco dando forma al relieve. Las partes de un río son el curso alto, los meandros y su desembocadura.


  • Los glaciares: son grandes masas de hielo que se acumulan en zonas elevadas, donde hay bajas temperaturas, o bien en regiones polares.
  • Los lagos: son acumulaciones de agua en depresiones del terrero. Pueden originarse por muchas causas: por la erosión del terrero, origien glaciar al fundirse y quedar el hueco, u origen volcánico, al acumularse agua en el cráter de un volcán apagado.
  • Las aguas subterráneas: son acumulaciones de agua que se produce por la infiltración de agua en el terrero, dando lugar a los acuíferos, reservas naturales de agua dulce que se producen debajo de la tierra. El agua de estas zonas también se desplaza, y por eso va formando paisajes subterráneos llamados paisajes kársticos, formando cuevas, estalactitas y estalagmitas.


El agua como recurso
El agua dulce es un recurso muy valioso imprescindible para la vida en la tierra, ya que es vital tanto para animales como para las plantas. Solemos escuchar que es un recurso escaso, pero… ¿cómo va a ser escaso si tres cuartas partes de la superficie del planeta es agua? Vamos a ver por qué.

En realidad, aunque tengamos mucha, mucha, mucho agua en nuestro planeta, solo un 3% es agua dulce. Y además, ese pequeño 3% de agua dulce está repartido en diferentes formas, de manera que solo el 0,03% forma parte de aguas superficiales, es decir, agua que está en la superficie y que podemos usar fácilmente. El resto de agua dulce se encuentra en forma de glaciales o aguas subterráneas que no podemos usar fácilmente.



Mirando estos gráficos podemos ver comparando los colores cuánta agua hay salada y cuánta dulce. Además, dentro del agua dulce, podemos comparar la cantidad que hay de agua accesible y la de difícil acceso.

Es por eso que decimos que el agua realmente es un recurso escaso y vital. Además, el agua se encuentra repartida de manera desigual en todo el planeta, de manera que hay mucho agua dulce y accesible en algunos puntos del planeta, mientras que otros puntos son auténticos desiertos.

El ser humano, ante el aumento del  uso del agua, ha desarrollado mecanismos para poder acceder y utilizar el agua de fuentes que antes eran imposibles, como por ejemplo, las aguas subterráneas. Hemos desarrollado máquinas para poder extraer el agua de los acuíferos de debajo del suelo. Pero hay que tener cuidado, porque si extrajésemos más agua de la cuenta de un acuífero, éste, que da lugar al mar, podría intentar compensar la falta de agua “rescatando” agua de dicho mar, por lo que se mezclaría con agua salada, y dejando de ser útiles para nosotros.

Por todo ello debemos ser conscientes del uso que le damos al agua, y tenemos que saber como usarla racionalmente para poder ahorrar el máximo posible. Tanto en el hogar como en trabajo, debemos usar el agua con responsabilidad. Algunas buenas costumbres como cerrar el grifo de la ducha mientras nos enjabonamos, o cerrar el grifo mientras nos cepillamos los dientes, salvan miles de litros de agua diarios que pueden ser usados para otros usos y por otras personas.

De nuevo la aplicación flash de la entrada anterior, que repasa contenidos de la entrada en la que nos encontramos:

 

La calidad del agua
El agua puede evaluarse para medir su calidad. Para ello, se atiende a muchos factores o variables: temperatura, color, sabor, olor, oxígeno disuelto, salinidad, acidez, presencia de microorganismos

Las aguas pueden ser duras si tienen disueltas muchas partículas de magnesio y calcio, o blandas si tienen pocas cantidades. La calidad que se exige al agua es diferente dependiendo del uso que le vayamos a dar: no es lo mismo el agua para beber que para regar los campos. En el caso del agua potable, para beber, debe carecer de microorganismos que causen enfermedades.

El agua puede verse contaminada por varios tipos de contaminantes:

  • Físicos: cuando en el agua se vierten productos de desechos de fábricas o los restos de centrales nucleares, térmicas, etc. y también escapes de dichas centrales, centros sanitarios…
  • Químicos: cuando en el agua podemos encontrar sustancias procedentes de los campos, actividades agrícolas, como plaguicidas, o fertilizantes químicos, así como cuando encontramos los restos de actividades mineras e industriales.
  • Biológicos: cuando en el agua encontramos restos orgánicos de animales o plantas, e incluso microorganismos, baterías, hongos, protozoos, que pueden causar enfermedades.

Los dos siguientes mapas conceptuales pretenden resumir todo el tema 6, abarcando varias entradas del blog, y han sido realizados por M.G. y C.R.:





Actividades

21. ¿Cuáles son las formas en que podemos encontrar en agua en la naturaleza? Define cada forma solamente en 2 frases cada una.

22. ¿Por qué los mares y océanos son salados mientras que el resto de formas de agua no?

23. Pasa a una tabla las proporciones de agua, en la que se vea la cantidad de agua que hay salada, dulce, aguas superficiales, etc. Además, copia los gráficos en tu cuaderno.

24. ¿Cómo podemos ahorrar agua? Además de las 2 maneras que encontrarás en el blog, pregunta en casa o busca en Internet otras 3 formas de ahorrar.

25. ¿Cómo medimos la calidad del agua?

26. ¿Qué tipos de contaminantes encontramos en el agua?

Documentales de Naturales

Loading...